Post

Until Dawn

Pocas veces me ha impresionado tanto un videojuego como para dedicarle un ratito a escribir sobre él en el blog. Aviso de posibles SPOILERS flojitos, ojo. Intentaré meter los menos posibles, pero alguno se colará. Nada vital para la historia, palabrita.

Útimamente no estoy nada puesto en el mundillo, y quitando las cuatro franquicias de toda la vida cuya siguiente entrega se tira uno esperando media vida como agua de mayo, sólo paso por encima cuando leo noticias y novedades. Y claro, todo el mundo estaba pendiente del nuevo Metal Gear – The Pantom Pain.

No supe absolutamente nada de Until Dawn hasta el día antes del lanzamiento. Shame on me, lo sé, pero es la verdad. Y lo que me llamó la atención fue ELLA, tan mona como siempre, a la vez tan real y tan digital, tan rubia y tan riquiña: Hayden Panettiere.

Sam

Conoceréis a Hayden los que hayáis visto series como Heroes, Ally McBeal e incluso esporádicamente en Malcolm in the Middle. También es cantante y activista ecologista y ha puesto voces a personajes de animación, pero eso es otra historia.

Cuando me puse a investigar un poco más sobre el juego, vi que también participaban otros actores famosos, como Peter Stormare (que vimos por ejemplo en Armageddon,  haciendo de Lucifer en Constantine o como el mítico jefe mafioso John Abrucci en Prison Break) y el tan de moda Rami Malek, protagonista de Mr. Robot.

Josh

Obviando el hecho de que el juego se presenta con unas gráficas padres (que dirían @El_Fa o @SeoWelsh) realmente fotorrealistas en muchos momentos del juego, leí que la historia se basaba en un guión de diez mil páginas. Luego el propio juego me aclaró que se acercaba más a mil, que no está nada mal. Por esto, la historia debía estar cuanto menos, currada. Y no es algo que podamos decir de muchos juegos últimamente.

Y la historia puede ser el punto fuerte y flojo a la vez del juego: es una peli slasher de manual. Amigos reunidos en una cabaña perdida lejos de la civilización y acosados por un maníaco homicida que parece tener algo personal contra todos ellos.

El efecto mariposa

Nada más empezar el juego se nos advierte: todas las decisiones que tomemos influirán de una manera u otra en el desarrollo y el final de la historia. Como aquellos míticos libros de “escoge tu aventura”. Más o menos. Vamos, que la puedes liar parda por una chorradita.

La cosa empieza fuerte. Diez amigos en una cabaña. Dos de ellos, casi en coma etílico, parecen no formar parte de la broma que le gastan a una de las chicas. Tampoco Sam (Hayden Panettiere), que parece la única que le pone un poco de cordura al asunto. Pero la broma sale mal, la víctima de la broma sale corriendo hacia el bosque en medio de un temporal de nieve, y su hermana va en su busca. Todo con un desenlace fatal para las dos.

Un año después, Josh (hermano de las chicas desaparecidas) convoca a todos los amigos en el mismo sitio para… ayudarle a pasar página. Los chicos aceptan y empieza a desarrollarse la aventura en la que realmente tenemos poder de decisión. Según qué hagamos y cómo juguemos, podemos llegar al final del juego con los ocho personajes vivos… o con todos muertos. Todo con unos tintes de mitología de los indios americanos que nos cuenta más cosas de las que parecen estar pasando.

Oink!
Oink!

Como “película slasher interactiva” al uso, tendremos clichés del género de todo tipo. Y no son casualidad. Tendremos los sustos típicos, persecuciones, gore (no se han cortado con el gore, por suerte), escenas subiditas de tono (nada explícito, ntchs), fantasmas… ¡incluso una escena típica de ouija! Y algunas cosas más que no desvelaré aquí.

Los escenarios serán siempre lúgubres, oscuros y junto con la banda sonora del juego, formarán una atmósfera de tensión realmente bien conseguida. Ya sabéis lo que dicen siempre con los juegos de este tipo, que para disfrutarlos a tope hay que jugarlos con la luz apagada y el volumen considerablemente alto.

Warning - Cliff
Warning – Cliff

Dado que nuestras decisiones y actos son tan importantes para el desarrollo de la historia, contaremos con un curioso sistema de pistas. En realidad son como premoniciones que obtendremos al ir recogiendo unos tótems que están desperdigados por todo el escenario. Algunos avisan de muertes, acciones o pérdidas personales, pero tampoco sabremos cómo llegar a esa conclusión o cómo evitarla en la mayoría de los casos.

Totems

También iremos recogiendo evidencias de tres casos extraños concretos que iremos investigando a lo largo del juego.

Es un juego que puedes ver en YouTube

Siempre me ha hecho mucha gracia esta gilipollez. Lo escuchamos mucho en su día cuando salió Metal Gear 4, porque casi todo eran cinemáticas. Aunque se empeñan en comparar Until Dawn con juegos como Heavy Rain, lo cierto es que en este caso manejamos a los personajes más a nuestro antojo. Sí que es verdad que muchas escenas son predefinidas y sólo nos dejan hacer elecciones en un momento dado o pasar un par de quicktimes, pero ya os digo: el juego se juega y se disfruta. Verlo en YouTube le quita la emoción, la implicación en la historia y el “qué hubiera hecho yo”.

Efectivamente, Hayden.
Efectivamente, Hayden.

Una peli de suspense/terror de unas diez horas

Imaginaos que alguna de Pesadilla o de Scream hubiera tenido guión como para durar diez horas. Salvando las distancias, algo así es Until Dawn. Sólo que (al menos en mi caso), nada más acabarlo y ver cómo terminaba, tuve que volver a empezarlo para tomar decisiones diferentes a ver qué cambiaba y cómo.

Y efectivamente. Algunos personajes mueren de forma grotesca por tomar la decisión equivocada. Esa que, cuando ves una peli de este tipo dices “joder, qué imbécil… ¿por qué haces eso en vez de correr?”. Pues aquí te pasa lo mismo: sólo tienes un momentín para decidir qué hacer, y a veces correr no es la mejor idea. O esconderse puede significar meterte en tu tumba para siempre. O no coger un atajo, que te quedes a dos velas el fin de semana. ¡Ah, la vida!

¡Bicho, biiiicho!
¡Bicho, biiiicho!

Los personajes

Pues clichés también. Está el musculitos, la bitch, el nerd, la guapa tontilla, la guapa listilla, el traumas… En algún momento del juego manejas a todos y cada uno de los ocho personajes. En mi caso, los que peor me caían fueron los que más me duraron vivos (aunque claro, por muchas ganas que tuviera de matarlos, mi intención inicial era salvarlos a todos).

Algunos te caerán mejor y otros peor, obviamente. Te identificarás más con unos que con otros, y alguno se granjeará tu odio casi desde el primer momento del juego. Luego ya lo que hagas con ellos es decisión tuya.

Hay un par de personajes no jugables que tendrán cierta relevancia en la historia. Uno de ellos es nuestro psicólogo.

Episodios

El juego se divide en episodios. De hecho, cuando empezamos uno nuevo, aparece el clásico “Anteriormente en Until Dawn”, haciéndonos un resumen de lo que ya ha ocurrido en los episodios anteroires. Todo un acierto.

OJO: Si queremos volver atrás en algún episodio para tomar una decisión diferente, sólo veremos los cambios en ESE episodio. El siguiente se quedará tal y como lo jugamos la primera vez. Para ver cambios reales en la línea temporal de la historia, me temo que hay que empezar de nuevo. Sep. Putadón.

Entre episodio y episodio, veremos cómo nuestro psiquiatra (interpretado por Peter Stormare) nos va haciendo unas preguntas de lo más curiosas, cuyas respuestas también influirán en la línea de tiempo de la historia.

El tipo es bastante peculiar, y no nos trata como un psiquiatra trataría a su paciente. De hecho, lo veremos bastante sarcástico y amenazador. Agresivo, incluso. Curioso cómo cambió este hombre en la segunda vuelta que le di al juego para matarlos a todos, jijiji…

Psicoanalízame esta
Psicoanalízame esta

El miedito

En Supermassive Games han hecho un grandísimo trabajo con la música, los gráficos, las actuaciones y la ambientación. Los ángulos de cámara ayudarán en muchas ocasiones a aumentar la tensión, mostrándonos en primer plano cosas creepys que pueden ser peligrosas o no.

¡El gran hermano os vigila!
¡El gran hermano os vigila!

No hay muchos jumpscares (sustacos), aunque algunos hay. Es la angustia del personaje que vamos manejando lo que nos hace empatizar con ellos y pasarlo mal. Aunque el juego también nos hace algunos regalitos, como llevar a Sam un rato en toalla, o un par de primeros planos de partes anatómicas bien marcadas por los pantalones ajustados de las chicas. También hay un musculitos en camiseta de tirantes, que nadie se ponga nervioso.

Vas a coger frío, Sam...
Vas a coger frío, Sam…

En uno de los episodios, es una posibilidad que un lobo se haga coleguita nuestro. Claro, que también es una posibilidad que pase lo contrario. En fin, fue una gozada pasear por un manicomio abandonado con un amigo peludo cuadrúpedo para este, vuestro servidor.

Who let the dogs out?
Who let the dogs out?
Who, who, who, who!?
Who, who, who, who!?

¿Y lo malo?

Es cierto que el juego tiene un par de fallitos muy tontos (que yo haya visto de momento). En uno de los episodios, una de las chicas se empeña en llamar a otro personaje, aunque lo ha visto morir con sus propios ojos un par de episodios antes. Esa parte es igual tanto si ese personaje muere como si se salva. Y al final, un par de personajes pasan asqueados por un lugar lleno de cadáveres donde dicen que hay “muchos cuerpos” aunque sólo haya uno. Aunque puede haber más, claro, pero cuando hay sólo uno, también lo dicen. Pero vamos, un par de tontadas que no desmerecen para nada al conjunto total.

Valoración

Mira, con valoración final y todo, como en las revistas de videojuegos de los 90, jijiji… En definitiva: una delicia de juego. Graficazos, una gran historia, gore, sustos, tensión, doblaje notable (con una opción para jugar la aventura en versión original) y con todas las papeletas para ser rejugado varias veces más para ver cómo mueren los personajes, cómo mueren en otras situaciones, o cómo cambian los finales. Los extras son muy chulos (unos cuantos making-of y un par de minidocumentales y entrevistas con los actores reales), o una historia del pasado en forma de vídeo que iremos viendo con o sin cortes, dependiendo de cuántas pistas y tótems hayamos recogido durante el juego.

LoboAwesómetro:

9/10 estrellacas. Que te lo compres, coño.
9/10 estrellacas. Que te lo compres, coño.

Y jugar con Hayden Panettiere en toalla. Y en pantalones de yoga. Oh, sí.

¡¡Hasta luegooooo!!
¡¡Hasta luegooooo!!
Vídeo

¡MORTAL KOMBAT!

¡ATENCIÓN, SPOILERS!

Como podéis ver, soy algo fanático de esta salvaje saga de videojuegos. Parece que fue ayer cuando María Cadera Campos inundaba la pantalla de la televisión de mi abuela diciendo que había que prohibir este juego.

La historia, la mayoría ya la conocéis, y los que no, podéis consultarla fácilmente en internet. Aún así, como soy majo, os resumo: Mortal Kombat es una saga de juegos de lucha, con un estilo muy propio, y que hubiera pasado totalmente desapercibida si no hubiera sido porque en su día utilizaron imágenes de personas reales y una violencia gratuíta nunca vista en ningún juego de lucha, y casi en ningún otro género.

Apenas...

Con el paso de los años, Mortal Kombat se había convertido -pese a los intentos de sus creadores- en otra saga prostituída más. Aparte de una película aceptable y otra lamentable, contamos con cómics, pósters, bandas sonoras y atrocidades varias.

Como clímax de la saga, tenemos el Mortal Kombat II (bueno, alguien lo tendrá, porque yo no T__T), y como atrocidad suprema, tenemos el Mortal Kombat 4, que fue el primero que pasó de utilizar imágenes reales de personas a horrendos modelos y escenarios 3D que hicieron perder todo el espíritu de la saga. Entre el dos y el cuatro tuvimos: Mortal Kombat 3, Ultimate Mortal Kombat 3 y Mortal Kombat Trilogy, un refrito horrendo (pero divertido) de personajes de los juegos anteriores. No veáis la CHUSTA que era enfrentar a un personaje del 3 con uno del 1. Pero como os decía, el 4 fue el TERROR JUGABLE Y VISUAL. Con deciros que me lo regaló una ex que no me quería ni un poquito…

Oiga, perdone: ¿qué coño hace?

No puedo evitar acordarme de mi santa madre cuando juego o hablo del Mortal Kombat. La mujer creía que si su hijo jugaba a esas cosas, luego iría por la calle matando gente y atropellando embarazadas (esta mezcla de conceptos TAMBIÉN fue culpa de María Cadera Campos). Y de momento no he matado a nadie. De momento.

Creo recordar que antes del 4, o poco después, apareció una especie de beat’em up en 2D llamado “Mortal Kombat Mythologies: Sub Zero”. Era horroroso, pero creo que no tanto como el 4. Esta ATROCIDAD de juego, el 4, tuvo también su refrito, llamado Mortal Kombat Gold. Y de Gold no tenía más que el título y la portada, porque seguía siendo escoria. Los vídeos CG eran, cuanto menos, impresionantes. Un ejemplo:

Virgen santa… en fin… el caso es que se intentó hilar una historia de reinos paralelos que querían invadir el nuestro, pero que tenían que ajustarse a unas determinadas reglas, que no eran ni más ni menos que vencer en 10 Mortal Kombat seguidos, y dicen las malas lenguas que se celebraban una vez cada generación. Pero como el emperador del reino invasor era inmortal, pues oyes… qué más da un año que ochenta ¿no? Una historia para no pensar mucho, pero la verdad es que cada personaje tenía su propia historia y sus propios motivos para pelear en Mortal Kombat. Pero entre tanto juego, tanto refrito y las infames pelis, se acabó liando todo tanto que ya era absolutamente necesario un (tan de moda por otra parte) reboot de la saga.

Ninjas de colores (muchos ninjas de colores), sangre, fatalities, y malotes cansinos. Esa es la esencia de Mortal Kombat.

Lo que viene siendo un cosplay facilico (foto de Robson.Mori en Flickr)

Personalmente, y desde un punto de vista global, casi todos los Mortal Kombat han sido divertidos. Lamentables como juegos de lucha en sí, con unos movimientos demasiado ortopédicos para mi gusto (quizá por estar acostumbrado a la dinámica de Street Fighters y King of Fighters), pero todo un reto para jugarlos aunque solo fuera para ver todas las fatalities.

Os voy a dejar con unos cuantos vídeos de YouTUBE para que veáis unas cuantas paperalities (ay, los fans) y fatalities, que son gratis:

Mortal Kombat I – Versión real

Mortal Kombat II – Versión real

Mortal Kombat 3

Mortal Kombat 4

Mortal Kombat VS DC Universe

Siiii, sisisi, amiguitos. Como véis, incluso hubo un cross-over con héroes de DC. Los metieron ahí con calzador en la historia de la conquista de reinos. No sé, no terminé de encajar bien aquello de enfrentar a Sub Zero con Supermán, o a Scorpion con Catw… bueno, claro… que para más delito, la versión española estaba doblada con el ORRRRTO, y los personajes se llamaban por su nombre “latino”. Catwoman era Gatúbela; Joker era El Guasón; Wonder Woman era -literalmente- Muher Maravisha. La risión. No he podido encontrar vídeos que lo atestigüen, pero os aseguro que era lo más gracioso del juego.

Y por fin llega Mortal Kombat 9. Que en realidad, al ser un reinicio de la saga, sería el Mortal Kombat I. De hecho, se llama “Mortal Kombat”, sin más. Lucha 2D, pero con gráficos en 3D (¡anda, como el Street Fighter 4!). Escenarios muy cuidados, personajes muy bien modelados, y lucha más fluida e intensa de lo habitual. Una delicia, sin duda, para los amantes de la saga. Fijaos qué pintaca:

La historia esta vez tiene sentido, y comprende lo que habrían sido los antiguos juegos del 1 al 3. Los personajes son de esos tres juegos, aunque algunos faltan, están los más carismáticos. De hecho, el Modo Historia es cojonudo y muy largo. Creo que pasa por todos o casi todos los personajes y explica quiénes son y por qué están ahí. Una vez acabado el modo historia, tienes, cómo no, el versus, el online y la torre de los retos. 300 retos de los que os hablaré un poco más adelante.

Como jefazos gordos, tenemos al mítico Goro, al shokan-furry Kintaro, y a Shao Kahn (el emperador). Por algún motivo se han dejado fuera a Motaro, el centauro del MK3, aunque también hace su aparición… de cuerpo presente:

Un poco muerto, vamos.

En esta ocasión, Liu Kang (el que venía siendo el Ryu de este juego) más que un luchador shaolín, parece un latino del barrio chino. Lo mismo le pasa a Kung Lao. Los demás personajes están muy favorecidos con la renovación, aunque a Sonya Blade le han puesto el pecho demasiado caído para mi gusto (como para mantener eso arriba sin sujetador, oigan)…

Te tiene que doler la espalda, fijo.

Se han cuidado muchos detalles. Mientras se va kombatiendo (ojo con la K) los daños se van haciendo patentes en las caras y los cuerpos de los kombatientes. Si, con K. Mención especial para Baraka, mi luchador favorito (¡tiene cuchillas en los brazos, es para amarle!), al que le rompen poco a poco esa preciosa piñata que tiene:

¿Es adorable o no?

SubZero, que es el Solid Snake de esta saga, sigue a la gresca con Scorpion, como siempre. Se aman, se odian, se desean la muerte, se perdonan, se matan, se resucitan, se convierten en otras personas y otras personas toman su lugar. Bueno, eso SubZero, porque Scorpion es auténtico de principio a fin.

En la lista de movimientos de los personajes, desde el principio tenemos desbloqueada UNA fatality. Se pueden desbloquear más, y tambíen hay fatalities de escenario. Me descojono muchísimo con la del Metro, por ejemplo:

Las fatalities secundarias, trajes y demás, se compran como viene siendo habitual en las últimas entregas en la Kripta. Esta vez tenemos incluso un mapa de la misma, porque en las anteriores ocasiones era un maldito caos cuadriculado y un aburrimiento. Esta vez se lo han currado, diferenciando la Kripta en CUATRO zonas diferentes, y la Nekrópolis, que es donde podemos consultar lo que hemos comprado en la Kripta, las bios de los personajes, ilustraciones, etc.

La torre de los retos, es un homenaje al “battle plan” que se nos presentaba en los primeros juegos, pero elevado casi a infinito. Los primeros retos son una especie de tutorial de cubrirse, ataques básicos… luego hay retos chorras, como “defender tu derecho a que no te gusten los peluches” o “derecho a llevar brazos”. Combates sin brazos, sin cabeza, boca abajo, sin habilidades, con habilidades potenciadas, contra uno o varios enemigos (las míticas ‘endurances’ del 1), y un reto final NO tan chungo como nos prometían, y con un premio por completarlo del que, sinceramente, esperaba mucho más. Ingénuo de mi, pensé que se desbloquearía el Mortal Kombat 1 o algo así al final, pero NO. Es otra cosa que no comentaré aquí para no spoilear, y que a algunos les gustará más que a otros.

 

Venid a bailar, amiguitos. ¿A que parece que soy guapa y todo?

Como novedad en el kombate, tenemos por un lado, que se han dejado de paridas de estilos de lucha que había que ir intercambiando con los gatillos. Así no había quien se aprendiera un puto combo en condiciones. Y por otro lado, tenemos una especie de super/hyper/especiales, llamadas X-Ray, que asestarán a nuestro rival un par o tres de golpes demoledores con efecto de Rayos X, al estilo de la peli “Romeo debe morir”, mirad:

También hay un problema, y grave, con la primera versión del juego para PS3 (creo que ya hay un parche, o está en camino) que CORROMPE tu partida guardada en los niveles más altos de la torre de los retos. En mi caso, con el modo historia completo, cientos de compras en la Kripta y 221 retos superados, se fue todo a tomar por culo y tuve que volver a empezarlo todo. Fui haciendo backup a un pendrive USB cada 10 retos superados, y así logré llegar al final, no sin tener que recuperar el backup en tres o cuatro ocasiones.

Por ello, y porque entiendo que hay gente que no tiene tanta paciencia, aquí os dejo mi partida guardada para descargar. La partida que tantas horas me ha costado completar casi casi por dos. Ojo: no sé si funcionará en vuestras PS3’s, me consta que en ocasiones se puede, en ocasiones no, depende del juego. El ZIP que os dejo para descargar consta de dos savegames: BLUS30522MK9GSET que son las configuraciones del juego (entiendo que este no tendríais por qué usarlo) y el BLUS30522MK9PSET, que son las configuraciones y los logros del jugador. Descomprimid el zip con la estructura que trae (\PS3\SAVEDATA\BLUS…) y copiadlo a un pendrive. En la PS3, os vais a la herramienta de juegos guardados, abrís el pendrive y os copiáis la partida. Ya me contaréis si funciona o no.

Savegame Mortal Kombat 9 PS3

  1. Modo historia completado
  2. Torre de los retos completada
  3. Todas las fatalities secundarias compradas
  4. Todos los trajes alternativos comprados
  5. Toda la Kripta desbloqueada
Click para descargar

Y si aún no tenéis el juego, con los precios de Zavvi no tenéis excusa: PS3 | Xbox 360

LET MORTAL KOMBAT BEGIN!

A %d blogueros les gusta esto: