Posts tagged ‘µTorrent’

Post

¿eMule? A veces me dais miedo…

Leo absolutamente horrorizado que, desde el cierre de MegaUpload y todas las que han venido detrás por acojone, la gente planea pasarse a eMule. ¡A eMule!

UPDATE: Pido disculpas a los que usan el eMule por decir que es una caca y un coladero de virus. Este blog es mío, y como tal, expongo mi opinión. Y mi opinión es que usar eMule a estas alturas es un atraso. No pretendo con ello ofenderos ni menoscabaros. Respeto a quien lo use y más a quien lo sepa usar. Tampoco pretendo, como han dicho por ahí, quitar usuarios a la red eDonkey para que haya más en la red de BitTorrent y así bajarme yo las cosas antes y más rápido. Para eso hay psicólogos que os ayudarán profesionalmente. Si vais a comentar para insultar, podéis ahorraros el esfuerzo. Graaaaaacias.

Señoras con señores, seamos serios: eMule y/o Ares, por ejemplo, son grandes coladeros de virus, spyware, adware, fakes… Y sinceramente, no quiero volver a las 15 llamadas al día de familiares y amigos con el consabido  “BUAAAAAA, ME SALE LA MULA CON LA VENDA EN LOS OJOOOOOS”. No, me niego. Muerte. Combustión espontánea.

Insisto, amiguitos: eMule es una red contaminadísima de fakes (cosas que no son lo que dicen que son), virus, adwares, troyanos… y no digo nada de la gente que no sabe configurarlo y comparte todo su disco duro con erótico resultado.

NOOOOO >__<

La descarga directa, admitámoslo, está herida de muerte. Pero cuando pase el acojone inicial y se encuentren las lagunas legales necesarias, resurgirán nuevos servicios, ya lo veréis. Si no, aunque no hay panaceas absolutas, tenemos alternativas al eMule. Oh, si.

FTP

Generalmente son una especie de gueto bastante exclusivo y los servidores suelen ser de usuarios privados. Y los anchos de banda, muy limitados por esto mismo. Así que para tener acceso a FTP’s hay que pertenecer a un grupo que se mueva por esos derroteros, que te pasen usuario y clave, que te limiten más o menos la subida o la bajada… etc.

DROPBOX, iCloud y similares

El tan famoso almacenamiento en la nube también puede servirnos para intercambiar archivos. Siempre o casi siempre, esas cuentas tienen una carpeta pública a la que todo el mundo puede acceder sin usuarios ni contraseñas. O podemos compartir en privado carpetas con otros usuarios del mismo servicio. Lo malo es que para compartir algo, primero tiene que “subirse” hasta que el usuario que lo recibe puede empezar a bajárselo. Y que el espacio suele ser bastante limitado, claro.

Y viendo lo que ha ocurrido con MegaUpload, ¿quién nos dice que mañana el FBI no va a ordenar el cierre de DropBox porque la gente comparte recetas de pollo al curry con copyright? Debido a los últimos acontecimientos, el almacenamiento en la nube está bastante en entredicho y la gente está empezando a desconfiar del sistema.

BitTorrent [Wiki]

Aquí quería yo llegar. Hasta ahora no me había dado cuenta de cómo la gente había abandonado este sistema de compartir archivos en pos de la descarga directa. Es un protocolo P2P (peer to peer, “igual a igual”). El cliente de moda (tanto que se ha hecho oficial) es el µTorrent, pero sirve cualquier cliente de BitTorrent de los cientos de miles de millones existentes. Bueno, igual unos cuantos menos, pero hay un montón. Es un sistema bastante óptimo de intercambio. Tanto es así, que algunas empresas serias lo han adoptado como medio válido y legal de descargas para sus productos. Sin ir más lejos, prácticamente cualquier distribución de Linux es descargable vía Torrent.

No tenga miedo, señora...

¿Cómo funciona?

Vale, básicamente necesitamos tres cosas:

  1. Internet y un ordenador.
  2. Un cliente de BitTorrent.
  3. Un archivo .torrent.

Fácil, ¿eh? Bueno, va, vamos paso a paso.

Instalamos un cliente BitTorrent: µTorrent

Es gratis y no hace falta registro alguno. Entramos en www.utorrent.com, y descargamos la versión que nos interese. Si sois vagos, os las dejo aquí directamente: [WINDOWS | MAC | LINUX]. En el caso de Windows, personalmente os aconsejo NO instalar la barrita de los coj***** por mucho que digan que enriquece la experiencia de navegación. Cuanta menos mierda, mejor. Esta versión está en inglés, y por mucho que selecciones el español, va a seguir estando en inglés. Quizá en actualizaciones sucesivas…

DESMARCAD TODAS LAS CASILLAS

Vale, ya tenemos el cliente instalado. Ahora…

¿Cómo lo configuro?

uTorrent es muy de instalar y empezar a bajar. No obstante, tenemos unas cuantas opciones que podemos tocar. Estaría bien configurar el destino de nuestras descargas, y temas de la conexión solo si tenemos problemas:

Si tenéis en vuestros routers activada la opción de UPnP, los puertos se mapearán solitos y vuestra piel será más suave. Si no, elegid un puerto, lo abrís en el router para vuestra IP y a correr. Si no sabéis abrir puertos, merecéis la muerte lenta y dolorosa buscad en Google vuestra marca y modelo de router + abrir puertos y seguid las instrucciones. También podéis configurar el ancho de banda para limitar subidas y bajadas si tenéis conexión lenta. A gusto del consumidor. Y ahora…

¿De dónde saco los .torrent?

Aquí está probablemente uno de los mayores problemas de este sistema. Las webs que sirven archivos .torrent se llaman “trackers”, y los trackers suelen ser privados. De estos de “regístrate o no te dejo ni oler nada de lejos”. Y diréis “vale, pues me registro y ya está”. Bien, no siempre está abierto el registro, generalmente se necesita invitación de otro usuario que ya esté dentro. No os debería ser muy difícil obtener una. Al final del post os dejo una pequeña listilla de sitios.

También hay webs que no necesitan registro, como The Pirate Bay. Aunque esta en concreto ha anunciado que dejará de servir torrents muy pronto. Vamos a utilizar esta para el ejemplo:

Vamos a hacer una búsqueda destructiva, chunga y maloliente. Mirad a vuestra espalda, no vaya a haber algún agente del FBI antes de darle al botón de búsqueda.

OMG!

Esta inmunda búsqueda nos dará como resultado todo un listado dividido en páginas de material descargable disponible con esa palabra clave, mirad:

Como podéis ver, tenemos teletubbies en todos los idiomas, colores, olores y sabores. Quizá deberíamos haber acotado un poco más nuestra búsqueda en el paso anterior, poniendo “teletubbies spanish”, pero eso ya lo iréis pillando con la práctica.

¿Qué demonios es “SE” y “LE” en las columnas de la derecha?

Esto, señores, es EL MEOLLO de la compartición vía Torrent:

  • SE: Seeders o seeds
  • LE: Leechers

¿Cómorl? ¿Semillas y sanguijuelas en mi interné? Tranquilidad. En BitTorrent, una semilla es alguien conectado que está compartiendo la totalidad del archivo en cuestión, mientras que un leecher es alguien que lo está bajando y aún no lo tiene completo. Cuantos más SEEDS tenga un torrent, más rápida será la bajada y menores las posibilidades de que nos quedemos a medias en la descarga, que puede pasar. Imaginad por ejemplo que os bajáis un torrent con 1 seed, y ese seeder se muere y apagan su ordenador para siempre. Pues os quedáis a medias. ¿Pilláis? Pues eso.

¿Y si hay más leechers que seeders?

Pues no tiene por qué ser malo. Tened en cuenta que los leechers también están compartiendo las partes del archivo que ya se han bajado, así que actúan como un seeder más, pero solo de esas partes ya completadas. Lo malo es cuando hay 0 seeders. No habrá manera de bajar la totalidad del torrent hasta que no se vuelva a conectar. Y si no se conecta nunca (porque se muera, por ejemplo, como os he dicho antes), pues adiós muy buenas.

Venga, vamos a bajarnos una peli de los Teletubbies en HD para que veáis cómo va el rollo. Para el ejemplo, el primer resultado nos vale. Hacemos clic en el título del torrent y vemos lo siguiente:

Ahí vemos una descripción, lo que nos va a ocupar la bajada, los seeders, los leechers, etc. La gran mayoría de torrents también tendrán (si hacemos scroll hacia abajo) una serie de comentarios de la gente que ya lo ha bajado. Generalmente hablan de si es buena calidad, si es una mierda, si es un fake (no suele haber fakes en torrents porque en seguida se reportan), si está realmente en el idioma que se supone que debe estar, etc.

Bien, si hacemos clic en “GET TORRENT FILE”, pasa esto:

Siii, es Internet Explorer, estoy intentando hacer esto lo más estándar posible ¬¬

Con que pulsemos “Abrir”, ya tendremos el torrent agregado en nuestro cliente y empezará la bajada. Instantáneamente, siempre que haya seeders y leechers descargándolo. No como en eMule, que tenemos que conectarnos a un servidor, entrar en una cola kilométrica, morir de viejos, reencarnarnos y ver si aún así ha empezado a bajarse algo.

¿Veis? En un momentito ya se ha bajado 1.6%. Lo que he tardado en iniciar la descarga y hacer una captura de pantalla. Esto dependerá en gran medida, OBVIAMENTE, de vuestro ancho de banda. uTorrent nos informa del nombre de la descarga, el tamaño, el estado, la “salud” del torrent, la velocidad de bajada, la de subida (recordad que en el momento que bajáis un byte, ya lo estáis compartiendo también), y el ETA, que no es una banda armada, sino el “estimated time of arrival”, o sea, lo que falta para que se complete la descarga.

Debajo de la lista de torrents activos, tenemos varias pestañas de información:

  • Files: los archivos que componen el total del torrent. Pueden ser uno, varios, o una carpeta con más archivos y/o carpetas dentro. También vemos el tamaño de cada uno, lo que hemos bajado en Mb, en porcentaje, las piezas totales y el gráfico. Las piezas, digamos que dividen los archivos en trocitos que se van bajando y compartiendo, para que nos entendamos.
  • Info: ahí vemos los tiempos pasados, los estimados, velocidades… vamos, los datos de transferencia en general.
  • Peers: son las personas conectadas que se están bajando tus partes compartidas. Vamos, son tus propias sanguijuelas o leechers.
  • Ratings: si alguien se ha molestado en calificar el torrent, ahí te saldrá la calificación en estrellas y los comentarios.
  • Trackers: tu torrent puede estar en uno o en varios trackers. Ahí verás a cuáles estás conectado para bajarlo más rápidamente.
  • Speed: el típico gráfico de velocidades.

¿Y ya está?

Sí y no. En el momento en que os apuntéis a un tracker privado, deberéis obedecer la regla número uno de los P2P: ¡COMPARTE O MUERE!

P... perdone?

Si, amiguitos. En los trackers privados (o foros con listas de torrents, o como lo queráis llamar), es necesario mantener un RATIO de bajada/subida. O sea, que cuando os bajéis el último disco de Marisol feat. Manolo Escobar, deberéis dejarlo en uTorrent activo, pasaréis a ser seeders y haréis felices al resto de fans de Marisol y Manolo Escobar. Veamos:

El ratio, ese gran desconocido.

El ratio es la diferencia existente entre lo bajado y lo compartido. Sois todos unos ansiosos, y lo sabéis. Todo es bajar, bajar, bajar, y a los demás que les den. NO MINTÁIS, SE OS NOTA EN LA MIRADA. *coff* En los trackers privados, es necesario mantener un ratio, normalmente de 1:1 entre lo que bajáis y lo que compartís. Es decir: si os bajáis 10 Gb, deberéis haber compartido 10 Gb. Si no, sufriréis el tan temido BANEO DE LA CUENTA PARA SIEMPRE y vuestra vida será más triste.

Os pongo un ejemplo de un usuario cualquiera. Más o menos, una vez apuntados a un tracker, esto es lo que veréis:

La mayoría de los trackers, por no decir todos, son muy estrictos con esto.

¿Cómo hago para tener un buen ratio?

Fácil: comparte.

No, ya pero ¿no hay algún truquillo o algo?

Más que trucos, son buenas prácticas. Unos consejillos:

  1. Bájate un torrent que se acabe de publicar: solo tendrá 1 seeder y muchos leechers. Lo que te vayas bajando, se irá compartiendo rápidamente con el resto de leechers, y tu ratio subirá como la espuma. Por lo que os decía antes, que hay mucho ansioso suelto. Y si consigues llegar a ser seeder pronto, ya ni te cuento.
  2. Deja el torrent completado activo unos días: algunos trackers te obligan a mantenerlo 24, 48 o más horas. Cuanto más tiempo lo dejes, más gente se descargará partes de tus archivos. Es de lógica pura. Eso si: no puedes mover el archivo de sitio. Tienes que dejarlo donde se descargó. En cuanto lo cambies de carpeta o de disco, el cliente de torrent no encontrará el archivo y se hará la picha un lío.
  3. En caso de crisis, la respuesta es el porno: admitámoslo. A la gente le gusta el porno, le encanta bajar porno, y mucho. Así que si estás a punto de llegar al mínimo de ratio obligado y te van a banear, bájate todo el porno que se acabe de publicar. Aunque no te guste. Bájatelo y verás cómo cientos de miles de leechers se ponen a subirte el ratio con toda la amabilidad del mundo. Los torrents de porno son, con diferencia y junto a los grandes estrenos, los que más tráfico mueven.
  4. Vigila el ratio de cada archivo: en uTorrent, una de las columnas de información es el ratio. Si dejas de compartir un archivo con un ratio de 0.02, puedes recibir un warning de tu tracker, y puedes ser baneado con varios warnings aunque tengas un buen ratio. Esto se llama:
  5. Hit & Run: esto es, básicamente, lo contrario de lo que se supone que debéis hacer. Bajarse un torrent, completarlo y dejar de compartirlo. MAL, MAL, MAL. Los trackers penalizan mucho estas prácticas, como os digo.
  6. Publica tus propios torrents: imagina que tienes el disco de maquetas de Raphael cuando era joven y que es algo que todo el mundo ansía tener en su poder. Puedes publicar tu propio torrent en el tracker y ser el seeder número uno de ese torrent. Cuanto más gordo sea el archivo y cuanta más gente lo quiera, más te subirá el ratio. Para publicar torrents, como para todo, deberás leerte bien las reglas de cada uno de los trackers donde quieras publicar. Y tener cuidado con el tema del copyright y saber hasta dónde te quieres complicar la vida.

Luego, piratillas, tengo entendido que hay algunos programas que te hacen subidas falsas y te aumentan el ratio, pero claro… si os pillan, os banearán a vosotros y a cinco generaciones de descendientes vuestros. Como es lógico.

Calma, Stewie, es más fácil de lo que parece.

¿Puedo buscar descargas desde el propio uTorrent, como en el eMule?

No. Bueno, si, poder puedes, pero no sirve de nada.

Jo…

Naaaaada.

¿Hay algún límite en las descargas?

Depende del tracker, pero quitando el tema del ratio, te pueden poner un límite por ejemplo de 10 torrents activos a la vez. Es lógico, tu conexión tampoco maneja bien tantas conexiones, no seas llorón.

¿Me pueden entrar virus por uTorrent?

Por supuesto. Te pueden entrar virus por cualquier sitio. Ahí eres tu el que debe saber cómo se baja, y cómo comprobar si tiene virus antes de empezar a usarlo. Si por ejemplo te bajas algo llamado “LEGEND OF ZELDA HYPER HYRULE STORIES [PS3].EXE”, deberías darte cuenta de:

  1. Es un EXE. Caca. Nunca bajéis .EXEs a no ser que estéis muy seguros de lo que es. Normalmente las cosas vienen en ISOs (imágenes de CD/DVD) o comprimidos en .ZIP o .RAR.
  2. No existe un Zelda para PS3.
Es un ejemplo estúpido, pero seguro que sabéis por dónde voy. Pero a diferencia del eMule, como esto se basa en comunidades que comparten y se lo tienen que currar de alguna manera, el tema de los virus y fakes se minimiza muy mucho. Eso sí: cuidado con los keygens y los cracks, piratillas. Casi siempre tienen troyanejos.

¿Cómo de legal es esto?

Pues como es un método de descarga más, es tan legal como lo que te estés descargando y para qué lo estés descargando. El protocolo BitTorrent en sí es tan legal como podría serlo MegaUpload. Pero ¿qué pasa? Que MegaUpload alojaba archivos con copyright y ante una crisis es lo primero que hay que atacar. Pues en esto del torrent estamos igual. Te puedes bajar las fotos de las vacaciones de tu prima si las comparte por torrent, o la última peli de Almodóvar sin pagar. Ahí ya la conciencia de cada uno.

Vale, te sigo, pero ¡¡NO ENCUENTRO LO QUE BUSCO!!

Oki, estamos ante otro de los problemas del torrent. Es algo más difícil encontrar cosas concretas que en descarga directa o en su día en el eMule (digo en su día porque ahora no hay manera de encontrar NADA útil). Los enlaces de torrent tienen una vida útil mientras están “de moda”, esto es así.

¿Y qué puedo hacer?

Nada.

¿En serio?

Si.

Pero pero pero…

Joer, busca cosas más normales…

Resumiendo.

  • eMule: Caca.
  • Ares: como programa de descargas, caca.
  • FTP: protocolo de transferencia de archivos.
  • BitTorrent: protocolo de intercambio de archivos peer to peer o P2P.
  • uTorrentµTorrent (leído “mutorrent”): cliente bittorrent para intercambio de archivos.
  • Torrent: pequeño archivo que contiene la información de lo que te vas a bajar y que se carga en un cliente de BitTorrent para poder empezar la descarga.
  • Seed o seeder: semilla, alguien que tiene completo el torrent que quieres bajar.
  • Leecher: el que está bajando un torrent.
  • Ratio: relación entre bajada y subida de un determinado torrent, o en general de todos los torrents bajados de un tracker.
  • Virus, troyanos, adware: bichillos malignos que entran por no tener cuidado y ser un ciberciervo.

Otras fuentes de torrents:

  • KickAss Torrents – Todo tipo de torrents, sin registro.
  • MiniNova – Torrents legales, sin registro.
  • 1337x – De todo un poco.
  • Tibimate  – Requiere registro por invitación. Tracker español con todo tipo de descargas.
  • HDCity – Requiere registro por invitación. Tracker español especializado en la alta definición.
  • Google – Sin registro. Podéis buscar cualquier cosa añadiendo “filetype: torrent” a vuestras búsquedas y tendréis más o menos suerte encontrando.

Aportes de los lectores:

  • PuntoTorrent – De los mejores trackers españoles, con registro. ¡Gracias, @elzid!
  • MejorEnVO – Español, libre y sin registro, pero solo para pelis y series en versión original. ¡Gracias, Guille!
  • SpanishTracker y NewPCT la primera es tracker oficial del segundo, no requiere registro y descarga bastanate rápido. ¡Gracias, Sahib!
  • Torrentz.eu para usar como buscador, mucho y bastante bueno. ¡Gracias, Sahib!
A %d blogueros les gusta esto: