Posts tagged ‘Diamond’

Post

HTC Touch Diamond: pros y contras

Bien, pues ya la tengo en mis manos. Ya hace un tiempo, de hecho. La culpa es de DevNulls/Adirael, que nos habló de ella y le pillé ganillas.

Realmente es un gran cacharrín. Prácticamente todos los smartphones de última generación adolecen de lo mismo: una lentitud extrema. Mi PDA anterior, la Qtek S200 (iMate, Qtek y HTC vienen a ser lo mismo), tenía un procesador de apenas 200MHz que se quedaban más que cortos a la hora de utilizar un TomTom, abrir la cámara de fotos, y si me apuráis, la lista de contactos. Aún así, la he tenido casi tres años y le he sacado bastante partido.

Últimamente moría. Se apagaba por completo, y había que quitarle la batería para que reaccionara. Entonces sufría la regresión al pasado. Al siglo pasado, de hecho. Era el momento de cambiar.

La HTC Touch Diamond es algo super-elegante (o mega-c00l). En plena fiebre del iPhone, he optado por lo que opté cuando todo el mundo iba a ver Titanic: no hacer lo mismo. Y no por llevar la contraria al resto del multiverso, sino porque realmente las características del iPhone, más allá de lo bonito que es su entorno operativo, nunca me llegaron a convencer. Por eso me compré por eBay bien baratito un iPod Touch. Y hay que admitir que el iPhone/iTouch ha marcado un estándar en cuanto a la navegación por su entorno gráfico se refiere. No existe dispositivo en el universo que se maneje mejor con los dedos.

El cacharrito que nos ocupa tampoco es una excepción. La pantalla es de 2’8″, más pequeñita que la media de PDA’s, y aunque con el stylus se maneja de escándalo, con el dedarro es un poco complicado. Bien es cierto que hay ciertos programas de tweaking para la Diamond, que te permiten ajustar la sensibilidad de la pantalla. Ahora la tengo puesta al máximo y se maneja de lejos mucho mejor, pero no le llega al iCosa en la fluidez.

La pantalla, eso sí, es la nitidez personificada. Tiene un colorido y una resolución acojonantes. No sé realmente los datos técnicos, pero se nota. Y en esta PDA/Smartphone todo brilla. TODO. Por dentro, por fuera, por arriba y por abajo. Es preciosa, pero ya sabemos qué conlleva eso: que se llene de mierda con mirarla.

Al igual que el iCosa, cuenta con acelerómetros que detectan la inclinación del cacharrín. Por tanto, cuando estás visualizando una foto por ejemplo y la pones de lado, la foto se gira automáticamente para ocupar toda la pantalla. Ya le están sacando más partido a esto, por ejemplo con un programa-despertador que no se calla a no ser que le pegues unos buenos meneos a la Diamond. Curioso.

Lo que no sabemos es… ¿a qué juega HTC con este modelo en concreto? Creo recordar que salieron las especificaciones técnicas y las promos, pero omitieron cosas como la de los acelerómetros. Ahora parece ser que han descubierto que la pantalla TAMBIÉN es multitáctil, como la de los iCosa. Ya le sacarán partido también, seguro.

Y tiene el GPS integrado. Lo cual me acorta el mega-ritual de los viajes una barbaridad. Cada vez que me iba de viaje, tenía que cargar el GPS externo, llevármelo al coche, encenderlo, configurar conexión por bluetooth con la PDA Qtek, abrir el TomTom y esperar un rato a que pillase satélites. Con la Diamond no: ejecutas el TomTom y ella solita activa el GPS y encuentra satélites en un segundo. Por tanto, también me servirá para guiarme por estas ciudades de diox cuando busque una calle en concreto o me pierda por barrios de mala muerte.

El cacharrito trae Windows Mobile 6.1 Professional (ignoro si hay versiones no-professional), con un front-end o entorno gráfico desarrollado por la propia HTC llamado “TouchFlo 3D”. Es totalmente eye-candy, deleite visual pa los de aquí, y se mueve con una fluidez bastante impresionante. Eso sí: siempre que cambies la ROM que te trae Vodafone, que es destructivamente mala, y hace que todo vaya a trompicones y a medio frame por segundo.

Cambiar la ROM es bastante fácil. Se carga un programita, luego la ROM, y tras diez minutos ya lo tienes todo listo para empezar a deleitarte. Podéis ver el cacharrín y animaciones de su entorno gráfico aquí.

En fin, no me quiero extender mucho más. Estoy MUY contento con mi nueva adquisición, y voy a resumiros los pros y los contras, que queráis que no, es para lo que estoy escribiendo esto:

Pron Pros:

  • Es pequeña y finita.
  • Es elegantísima.
  • La pantalla es muy, muy buena.
  • Tiene tonterías innecesarias, como los acelerómetros.
  • Detecta cuando sacas el stylus y se pueden programar acciones.
  • Tiene varios tipos de teclados virtuales.
  • Las teclas de navegación responden perfectamente.
  • Tiene GPS.
  • Tiene WiFi.
  • Tiene un entorno gráfico muy, muy bonito.
  • Es altamente customizable, aunque sea por herramientas de terceros.
  • Tiene cámara de 3’2Mp con autofocus.
  • Trae una funda dura aterciopelada por dentro donde embutirla para que no sufra.
  • Trae unos auriculares de buena calidad.
  • Trae un cargador también “diamantoso” con el logo de HTC en blanco que se ilumina cuando carga.
  • Trae un anillo blanco, similar al de XboX360 que se ilumina de diferentes maneras según el evento que esté ocurriendo.
  • Trae 4Gb de almacenamiento interno.
  • Tamaño de bolsillo perfecto. Llevar la S200 en el bolsillo me hacía más gordo aún XD
  • Pesa muy poquito.
  • Una parte del TouchFlo 3D es un pseudoclon del CoverFlow del iPod. También hay un software libre que te deja la Diamond clavada al iPod para escuchar música. No va tan fino, pero oye… da el pego.
  • También tiene cámara para videollamada.
  • Es cuatribanda… o más.
  • ¡Tiene radio!
  • Tiene el stylus imantado, y cuando lo metes en su huequecito, la HTC lo succiona c[CENSURADO]lla.

Contras:

  • La batería dura más bien poco. Sin trastear nada, no creo que dure más de tres días.
  • El sonido de los avisos es muy bajo y se arregla tapando con celo un agujero que tiene debajo de la tapa. Triste pero cierto.
  • La ROM que trae de Vodafone es LA PESTE. Menos mal que se cambia fácilmente.
  • La cámara no es de gran calidad, aunque por lo visto quitando el plástico protector mejora bastante. Menos mal que servidor tiene una réflex. Nah, fuera de coñas. No va nada mal.
  • Es muy fácil descolgar sin querer al sacarla de la funda que trae con los accesorios. Ya hay varias herramientas de terceros para corregir eso.
  • Al ser todo tan brillante, cualquier partícula de suciedad canta como Pavarotti si le pisas un juanete.
  • Están sacando MUCHAS ROM’s personalizadas. Lo que implica tener que, digamos, “formatearla” cada vez que queramos instalarle una nueva. Menos mal que se inventó la sincronización.
  • NO HAY POSIBILIDAD de añadirle más memoria. No trae ranura para tarjetas. Pero si con la S200 aguanté tres años con un giga, aquí voy más que sobrao.
  • Hay cositas que tienen que pulir. Por ejemplo, en la pantalla “Gente” (la que veis arriba en la foto), la calidad de las fotos suele ser bastante lamentable. Aunque debe haber alguna proporción que haga que salgan bien, porque por ejemplo la foto de mi madre sale perfecta, y las demás salen como si las hubiera subido al Fotolog mil veces.
  • La conexión de auriculares NO es estándar. La de USB (que viene a ser la misma), tampoco, aunque sí que se le pueden poner cables y cargadores estándar sin forzar nada. Solo que le han abierto un poco una de las esquinas dejándolo en forma de mini-euroconector.
  • La caja en la que viene es una parida. Tiene forma de pirámide, y es un poco incómodo si la quieres volver a guardar (cosa que no ocurrirá, voto a tal).
  • No tiene botón de cámara. Un gran fallo a mi entender. Por lo menos para los que tenemos alma de paparazzi y necesitamos hacer una foto en el mínimo tiempo posible. Hay que ir a programas > cámara > etc.
  • La antena de la radio son los auriculares, así que sin éstos no te deja escucharla. Ntch…
  • Hay que tener MUCHO cuidado con la configuración de datos, ya que si no se hace bien, se conecta automáticamente cada dos por tres para descargarse información del tiempo, triangular posiciones GPS por red telefónica y algunas cosas más que elevan la factura a infinito. También hay un programa de terceros para evitar esto.
  • El stylus se saca por debajo. No es realmente un “contra”, pero me jode, porque estaba acostumbrado a sacarlo por arriba.

Un aparatito muy, muy recomendable. Mucho. Muchísimo.

A %d blogueros les gusta esto: