Post

¿Os acordáis de cuando era administrador de sistemas?

Ya os he comentado alguna vez que, por cuestiones de la vida (ah, la vida), de sysadmin pasé a una especie de puesto de mando intermedio a cargo de un grupo de Soporte Informático. Y que trabajo en un banco del distrito de Pijolandia en Madrid. Por esas y otras cuestiones de la vida (estúpida y sexy vida), para poder hacer jornada intensiva en verano, hemos tenido que ponernos de acuerdo entre nosotros para que alguien pringue hasta las 19h. Esta semana me ha tocado a mí, y claro, hay que dar soporte al luser medio.

Lo malo de pringar por las tardes es el aburrimiento. Pero siempre hay alguien dispuesto a entretenerte. Como muestra, un botón de esta misma tarde.

DISCLAIMER: Sé que muchos de vosotros cuando leéis estas historias, pensáis que “los de informática” somos unos cabrones que vamos de sobraos y riéndonos de todo el mundo porque no tienen los conocimientos necesarios o deseables. Y aunque no os falta razón la mayoría de las veces, poneos de vez en cuando en nuestra piel a ver qué tolerancia tenéis a una jornada laboral llena de este tipo de gilipolleces.

-Wakawakawakawakawaka (mi teléfono suena como Pacman, pero muy alto y MUY molesto).
-Informática, dígame.
-¿Quién eres?
-Identifícate tú primero, usuario.
-Ah, soy María Ascensión del Calvario Peláez, de la oficina de Matalascañas.
-Hola, María Ascensión del Calvario. Soy Javier. ¿Qué se te ofrece?
-POSQUESTONOVÁ.
-Necesitaría que me definieras dos cosas: “esto” y “no va”. ¿Por cuál quieres empezar?
-¿Eh?
-Que qué te pasa exactamente, mujer…
-Que no va.
-Ánimo, desarrolla un poco más.
-Joder, que no va. Que estaba haciendo una propuesta de inversión y no va.
-Bien, ya hemos adelantado algo. ¿La estabas haciendo a ordenador, a máquina de escribir o a boli?
-A ordenador (suspira).
-¡Bien! Ya tenemos otro dato más. ¿Y qué ves ahora? ¿Tienes algún error en pantalla?
-Pone “Aceptar”.
-Llámame loco, pero estoy casi seguro de que encima de “Aceptar” pone algo más.
-A ver, sí.
-…
-…
-Eeeeer… léemelo ¿no?
-Pone “No se ha podido guardar la propuesta” y “Aceptar”.
-Ay, estos developers siempre con los errores tan controlados.
-¿Eh?
-Nada, nada, he pensado en alto. Esteeee… pues nada, tendrás que hacerla de nuevo, me temo.
-SÍ HOMBRE, TRES HORAS LLEVO CON LA PROPUESTA, OTRA VEZ LA VOY A HACER.
-¿Por qué siempre que os falla algo habéis tardado tres horas en hacerlo?
-¿¡EH!? ¿CÓMO?
-Que qué buena tarde se ha quedao, María Ascensión del Calvario, hija… En fin, dime cómo se llama tu PC, que me conecto a ver si te puedo ayudar.
-María A punto Calvario.
-No, así te llamas tú. Necesito que me digas cómo se llama tu PC. No puedo conectarme a ti.
-¿EH?
-Que cómo se llama tu pecéééééééé. María Ascensión del Calvario, CÓMO SE LLAMA TU PC.
-¿Y tengo que saber yo cómo se llama mi PC? ¿Para qué estáis vosotros entonces?
-Ah, ¿no lo sabes? Somos el teléfono de la esperanza. Donde todos llamáis cuando os aburrís o buscáis alguien a quien echar la culpa de que vuestro trabajo no salga.
-¿CON QUIÉN TENGO QUE HABLAR PARA QUE ESTO FUNCIONE?
-Conmigo, María Asc…
-NO, CON TU JEFE.
-Mi jefe se fue a casa como hace tres horas, estoy solito y taciturno. Va, dime el nombre de tu PC y te ayudo.
-QUE NO SÉ EL NOMBRE DE MI PC.
-Ya, a eso nos anticipamos. Si minimizas todo, en el escritorio pone el nombre de tu PC. Con letra tamaño África.
-¿Si miniqué?
-Sigh… que bajes todos los programas a la barra de abajo.
-¿Y cómo hago eso?
-¿Ves la tecla con el logo de Windows? Pues dale ahí y sin soltarla, le das a la letra M.
-Sólo tengo dos manos, ¿sabes?
-Justo las que necesitas para… aaaaah, que ya tienes una ocupada sujetando el teléfono.
-CLARO.
-Claro.
-PUES CLARO.
-ísimo.
-…
-Puedes dejar el teléfono un momento en la mesa, o sujetarlo con el hombro… o incluso llevar el ratón abajo a la derecha del todo de la pantalla y hacer clic, es el mismo efecto.
-SÍ, CLARO, AHORA TAMBIÉN TENGO QUE COGER EL RATÓN.
-Nooo, es una cosa u otra. Era una disyuntiva.
-¿EH?
-Que dejes el teléfono un momento y hagas lo que te he dicho.
-CLOC
-Sigh
-Ya está. Se me ha cerrado todo. SE ME HA CERRADO TODO Y HE PERDIDO EL TRAB
-Que noooo, María Ascensión del Calvario. Que está mi-ni-mi-za-do. No cerrado.
-BUENOOO, VERÁS C…
-Dime el nombre de tu PC.
-No lo sé, no lo veo.
-Está en el escritorio. Bien grande.
-En el escritorio tengo muchas cosas y son todas igual de grandes.
-Eso son iconos. Debajo de los iconos, por la parte inferior derecha del escrit
-QUE NO LO VEO.
-¿Qué signo eres?
-¿Eh? Virgo. ¿Por?
-No me cuelgues.
-Pero…
-¿Qué montón quieres? ¿Izquierda, centro o derecha?
-¿EH?
-María Ascensión del Calvario… las cartas me dicen que no vamos a poder solucionar tu problema al menos en lo que queda de jornada laboral.
-¿Qué dices? ¿Qué cartas?
-Ah, es que como ni sabes decirme qué te pasa, ni en qué PC estás trabajando ni nada, había puesto en marcha mis artes adivinatorias.
-BUENOPEROESTOYAESELCOLMO
-Las cartas dicen que mañana lo verás todo de otra manera.
-PUES VAYA SERVICIO QUE DAIS, BONITOS. ¿TRATÁIS ASÍ A TODOS LOS QUE OS LLAMAMOS?
-Me temo que tu caso es especial. No se sale de lo común, pero es algo especial.
-Ah, espera… ya lo veo. Mi PC es WANIPEICHVEINTIOCHOCEROCEROSEISSETECIENTOSVENTIDÓS.
-Claro, si es que me había salido la carta del Sol. Con sol todo se ve mejor. Y la del estramonio.
-YA.
-Te saldrá un cartelito solicitándote permiso para que yo acceda. Dale al botón “Sí”, por favor.
-NO SALE NÁ.
-Dame unos segundos.
-NO SALE NÁ.
-Mira bieeeen.
-QUE NO SALE NÁ.
-Pues para no salir nada, le has dado al botón “No” en vez de al “Sí”, María Ascensión del Calv…
-NO HA SALÍO NÁ, NO LE HE DAO A NÁ.
-Venga, lo intento otra vez. Aleja las manos del ratón y del teclado.
-Va.
-¿Ves el cartelito?
-AHORA SÍ, ANTES NO HABÍA SALÍO NÁ.
-Vale, dale al “Sí”.
-Huy, le he dao al “No” sin querer.
-Oye, ¿tú tratas así a todo el que intenta ayudarte?
-QUE ME ESTÁS PONIENDO NERVIOSA Y NO PUEDO PERDER TRES HORAS DE TRABAJO.
-Claro, y yo puedo perder LA VIDA aquí contigo.
-¿EH?
-Nada, último intento. Si fallas otra vez, no me podré conectar nunca más a ese ordenador. Y todo lo que pase después será tu responsabilidad (no es la primera vez que uso esta coña, y oye… funciona).
-Vale, le he dao al sí.
-BIEN. Y ya para rematar, te saldrá otro cartelito parecido para que yo pueda controlar tu PC desde aquí. Dale al sí.
-V…
-MARÍA ASCENSIÓN DEL CALVARIO, RECUERDA: EL BOTÓN CORRECTO ES EL QUE PONE “SÍ”.
-QUE SÍ, JODER.
-Perfecto. Ya estoy viendo lo que tú ves y manej… manej… ¿puedes dear de mover el ratón, por favor?
-¿Por qué?
-Porque tengo que usarlo yo, y si lo mueves…
-AH, ¿YO QUÉ SÉ?
-Vale, volvemos a maximizar lo que tenías abier… ¿te importa que te cierre esta página de… bomberos musculosos?
-AYNOJODERESONOLOHEABIERTOYO.
-Ya. A ver, ¿dónde tienes el error?
-Ahí en el ese.
-Ahí en el ese. Ya. Coge el ratón y ponme la flecha donde esté el error.
-¿AHORA SÍ PUEDO COGER EL RATÓN?
-Ahora sí.
-PUES VAYA. AQUÍ ESTÁ EL ERROR.
-Hmm… ¿qué pasará si le damos a “Aceptar”?
-NO LE DES QUE PIERDO TODO Y MADREMÍAMADREMÍA…
-No nos queda más remedio… o aceptamos o no podemos seguir.
-BUENO, VALE, VERÁS…
-¿Ves? No ha pasado nada. Simplemente en tu propuesta, te falta un campo que tenías que haber rellenado obligatoriamente. Uno de los seis que hay en total. Ese que está marcado en rojo-neón.
-¿Y qué tengo que poner ahí?
-Ah, yo de operativas financieras no tengo ni idea.
-PUES VAYA SERVICIO QUE D
-Shhhh, María Ascensión del Calvario, no te equivoques. Mi misión hoy aquí es que te funcione el ordenador. Que te hayas echado leche caducada en el café no es mi culpa.
-¿EH?
-Que rellenes el dato que te falta, por favor.
-¿Y yo qué sé qué tengo que poner ahí?
-Creo que te pagan para saberlo, entre otras cosas…
-PUES ES QUE CON EL SISTEMA ANTIGUO TODO ERA MUCHO MÁS FÁCIL.
-Hace dos años y medio que se cambió el sistema, María Ascensión del Calvario. Dos años y medio. DOS AÑOS Y MEDIO, MARÍA ASCENSIÓN DEL CALVARIO.
-¿Y qué? El anterior era mejor.
-Mira, eso no te lo voy a discutir. Pero es lo que hay. Las quejas al departamento correspondiente, que casualmente no tiene nada que ver con el mío.
-Bueno, ¿entonces qué hago?
-Introduce el dato que te falta.
-¿Y si no lo sé?
-Pues no sé, ¿te lo inventas? ¿Le preguntas a un compañero?
-Se van a creer que soy tonta.
-¡NO! ¿SÍ? ¡NO CREO!
-Sí, que aquí la gente es mu mala.
-Pues nada, María Ascensión del Calvario, hasta aquí puedo ofrecerte mi asistencia. No hay nada más que pueda hacer.
-PERO SI NO ME HAS ARREGLADO NADA.
-Claro, porque no hay nada que arreglar. Llevas tres horas rellenando un formulario de seis campos y te has dejado uno obligatorio. Como comprenderás, eso no es un fallo informático.
-BUENO, ESO HABRÍA QUE VERLO.
-Viéndolo estamos, tú y yo. Y la inmensidad. No es un fallo informático. Es un fallo del periférico orgánico de entrada de datos (© Wardog).
-¿DEL QUÉ?
-Tuyo, que no sabes qué poner.
-Ya bueno, pues nada, cierro y me voy a casa, PORQUEASÍNOSEPUEDETRABAJAR.
-Pues que pases buena tarde.
-Pues ADIÓS.
-Bendiciones… y buenas noches.

En definitiva, María Ascensión del Calvario perdió su supuesto trabajo de tres horas simplemente porque no sabía hacerlo. Llamar a informática para intentar tirar balones fuera es lo común en este tipo de situaciones.

Respetad a vuestros informáticos. Tenemos nuestro corazoncito. Pero sobre todo, lo que tenemos es acceso a TODO lo que hacéis, véis y almacenáis en vuestros ordenadores y teléfonos.

RESPETAD A VUESTROS INFORMÁTICOS.

BOFHer Panda

  • Estramonio? Jurjurjur

    laverosuperstar

    21 julio, 2015

  • Era pa ver si lo leías, jijaju :D

    Javier Lobo

    21 julio, 2015

  • En el momento en que comenta a ver si se van a pensar que soy tonta, te has equivocado de respuesta, la correcta es: aja

    telekita

    21 julio, 2015

  • Y lo que te tienes que reír pensando ESTOCUANDOLOCUENTENOMEVANACREER

    Daniel

    23 julio, 2015

Leave a comment  

name*

email*

website

Submit comment

A %d blogueros les gusta esto: