Obsesión

Pon, pon, pata, pon…